PREAMPLIFICADOR MARK LEVINSON Nº 38

PREAMPLIFICADOR MARK LEVINSON Nº 38

 

Nos entra para su reparación este previo de Mark Levinson, un Nº38,  con el problema de que al mover el volumen, el canal izquierdo hace ruidos – petardeos – e incluso  nos parece que pueda llegar a dañar o bien a etapa de potencia o a caja acústica. Primera medida, salida audio tanto RCA como balanceada, efectivamente tenemos componente contínua en dicha salida.

Esquema en mano, empezamos a testear y seguimos orden inverso. Si en salida tenemos una tensión contínua, variable con el nivel de volumen, dado que es una configuración doble monofónica y en el otro canal no tenemos ningún problema, empezamos a retroceder.

Testeamos sobre un doble amplificador operacional – el que ataca directamente la salida y comprobamos que esta tensión ya la tenemos presente en sus entradas y además varía según movemos volumen. Vamos para atrás nuevamente, hasta llegar al propio DAC. Cabe dedir que este previo, el control de volumen está implementado por un DAC, controlado por microprocesador y que ataca a otro doble amplificador operacional. Pues bien, en las salidas del propio DAC, tenemos presente esta tensión contínua.

Podemos ver en el esquema adjunto, el circuito de salida, junto con uno de los doble operacionales JFET asociados. A la izquierda, el circuito de salida, y a la derecha, el control desde el DAC hacia dicho operacional encargado de suministrar señal a dicho circuito de salida.

Por suerte disponíamos de este circuito integrado DAC, así que se sustituyó ya que todos los tiros apuntaban a este componente. Cabe señalar que por precaución se sustituyeron los integrados doble operacional, ya que no sería la primera vez que nos encontramos con que alguno de ellos está defectuoso y nos genera tensiones no deseadas, ruidos molestos o anomalías que se hacen presente en las propias salidas de dichos equipos, todo un peligro para etapas o cajas acústicas.

Seguimos nuestro camino contracorriente de la entrada de señal y comprobamos como estas tensiones no deseadas las tenemos presentes en los correspondientes pines de las tensiones de referencia del propio DAC. Dac que vemos en la imagen adjunta en la parte inferior, junto a un integrado HEF4094 (Registro de desplazamiento en serie de 8 etapas).

Seguimos retrocediendo hasta que – en ocasiones, hay que decirlo, que existen situaciones donde nadie sabe porqué haces esto o aquello y cambia toda tu percepción – testeamos conexiones de entrada y nos encontramos que la correspondiente entrada seleccionada tiene componente contínua. Al cambiar de entrada, aparece en la que seleccionamos y evidentemente desaparece al conmutar a otra, pero (hay estos “peros”!!!), al pulsar casi sin querer el botón de mono/stereo, vemos que en canal “sano”, aparece esta componente contínua también, y además la tenemos en la correspondiente salida, y nos fluctúa con el mando de volumen… GREMLINS !!!!.

A partir de ahí recorreremos el camino inverso, desde la entrada hacia la salida, ya que al tener  presente tensiones no deseadas en los propios conectores de entrada nos hacen reflexionar por donde puede venir… a la izquierda las entradas y en la parte derecha, a partir del conmutador de mono/stereo, donde se encamina la señal de entrada. Vemos que va directamente a un par de circuitos integrados, también amplificadores operacionales. Al trabajar M&L siempre con señales balanceadas implementan un operacional para cada señal. Sustituimos la pareja de integrados, que podeis ver en la imagen inferior y problema solucionado…. ya podemos disfrutar nuevamente de esta maravilla de Mark Levinson.